Origen del Horoscopo y el Zodiaco

El origen de los signos de Zodiaco

Origen del Horoscopo y el Zodiaco

El concepto de zodíaco fue originariamente propuesto por los egipcios y babilónicos antes del 2000 A.C. como un calendario con el que visualizar el paso del tiempo. La región zodiacal fue dividida en doce partes, al igual que aparecen doce lunas cada año.

La palabra zodiaco procede del griego zoé-diakos, es decir, “rueda de la vida”, pero existe el zodíaco en todo el planeta tanto en occidente, África, Sudamérica, India, Tibet o China, con pequeñas divergencias existentes en su base.

Expertos afirman que el rastro sobre el origen de nuestras constelaciones lo encontramos entre los sumerios, pero son los sacerdotes-astrónomos, o astrólogos si se prefiere, del Antiguo Egipto, los que transmitieron sus observaciones de la bóveda celeste a los griegos, quienes a su vez fueron fuente de conocimiento para los astrónomos y científicos de la Edad Media.

¿Qué es el Horóscopo y el Zodiaco?

El origen de los signos de ZodiacoEn la astrología occidental, las constelaciones del zodíaco definen los doce signos zodiacales, que son utilizados como métodos de adivinación y confección del horóscopo de una persona que pertenece a ese signo. Una persona pertenece a un signo desde su nacimiento, siendo una marca imborrable de por vida.

El horóscopo define, por tanto, los diagramas representativos de algún momento específico en el tiempo, teniendo en cuenta la posición de los planetas y demás cuerpos celestes.

El zodíaco es una banda sobre la esfera celeste, que se extiende 8 grados hacia ambos lados de la eclíptica por donde se desplazan el Sol y los planetas. Esa trayectoria forma una franja en el cielo conforme transcurre un año terrestre. Esa banda fue dividida por doce partes iguales imaginarias por los griegos, una por cada mes del año; cada una de ella representa un segmento del cielo con una extensión de 30 grados de arco. Cada franja fue bautizada con el nombre de las doce constelaciones que más destacaban en aquel espacio.

Podríamos decir, de manera resumida, que el momento que utilizamos para la elaboración de los horóscopos, es el nacimiento de una persona, y lo que se busca con esto es determinar la posición en la que estaban el sol, la luna y las estrellas durante dicho nacimiento. Teniendo esto en cuenta, los horóscopos serían muy similares a la carta astral o carta natal, pero a diferencia de ésta, el significado popular de los horóscopos se relaciona directamente con la interpretación que los astrólogos dan de estos diagramas.

De tal forma, podemos darnos cuenta de la popularidad que poseen los horóscopos si leemos cualquier periódico o revista; es común encontrar columnas enteras dedicadas al tema, en donde se detallan la influencia que tendrá el día o el mes de cada uno de los signos correspondientes al zodíaco, siempre teniendo en cuenta la posición de los cuerpos celestes anteriormente mencionados. Por su parte, los expertos en astrología y lectura de los horóscopos, siempre prefieren realizar la interpretación de los mismos, o la lectura de la carta astral en una manera más personalizada, ya que como bien se puede entender, es prácticamente imposible generalizar las lecturas de los horóscopos y las cartas natales para todas las personas.

Es muy difícil determinar cuál fue el origen de los horóscopos, pero sí podemos decir que los mismos dependen enteramente de la astrología, y en base a lo comienzos del estudio de la astrología se comenzaron a desarrollar en el pasado los horóscopos. La astrología, básicamente, se trata de un sistema de creencias, que bien interpretadas, pueden ayudarnos a adivinar el futuro y las características de alguna persona mediante los cálculos relativos de la posición de los planetas el día que éste nació. Por otra parte, es importante no confundir Astrología con Astronomía, ya que en el segundo caso se trata de una ciencia que se encarga de estudiar sistemáticamente todos los astros.

Son muchos los tipos de horóscopos con los que nos podremos cruzar, ya que prácticamente la mayoría de las culturas poseen su propia forma de interpretar la influencia de los astros sobre las personas. Los horóscopos comenzaron a desarrollarse a raíz del surgimiento de la astrología, como ya hemos comentado, y se desarrolló en diversas grandes culturas simultáneamente. Por ejemplo, los babilonios, comenzaron a practicar la astrología hace más de 5.000 años, mientras que los chinos lo hicieron hace 4.000 años. De la misma forma la cultura hindú también desarrolló esta disciplina. Todas estas culturas y civilizaciones comenzaron a estudiar la astrología como un medio de medición temporal, además de establecer la influencia que tenían los astros en la vida y la personalidad de cada individuo, partiendo de la base de su fecha de nacimiento.

Según la astrología, el origen de los horóscopos se basa en que el cielo fue dividido en 88 constelaciones que forman diferentes figuras, ya sean objetos, animales o personajes. De estas 88 constelaciones, existen doce que comparten la característica en común de que el Sol pasa a través ellas una vez al año durante una determinada época; cuando una persona nace, y el sol se encuentra en alguna de dichas constelaciones, siendo esto lo que determine el signo que le corresponda.

Ahora bien, las características personales que tendrá esa persona, que le son atribuidas a los horóscopos, provienen a su vez de las características del objeto o el animal que forme dicha constelación. Por otro lado existe una única variable que actúa sobre los horóscopos que no se refieren a los signos en específico, ya que intervienen 6 planetas junto con la luna y el sol; lo que esto significa es que esta variable es algo más complicada de ser estudiada o interpretada, pero podemos decir que se trata de las pasiones relativas de cada uno de los planetas, y las posiciones de los mismos en cuanto a aquellos sectores denominados casas, que son precisamente los que determinan el éxito, el amor, la salud… que se suelen predecir en los horóscopos más comunes.

Signos del Zodiaco

En la astrología occidental tradicional, Origen del Horoscopo cada signo se rige por uno, y sólo uno, de los planetas (hay que señalar que en astrología, el Sol y la Luna se consideran planetas). Los signos tradicionales se rigen de la siguiente forma: Aries (Marte), Tauro (Venus), Géminis (Mercurio), Cáncer (Luna), Leo (Sol), Virgo (Mercurio), Libra (Venus), Escorpio (Marte y Plutón), Sagitario (Júpiter), Capricornio (Saturno), Acuario (Urano), Piscis (Neptuno).

Cada signo se asocia con uno de los elementos clásicos

(fuego, tierra, aire o agua) de forma que las agrupaciones de signos son:

* Los signos de fuego se asocia con la fuerza, la pasión y la energía. Estos signos son Aries, Leo y Sagitario.
* Los signos de tierra se asocian con la sensación, la estabilidad y la utilidad. Estos signos son Tauro, Virgo y Capricornio.
* Los signos de aire se asocian con los cambios, el pensamiento y la comunicación. Estos signos son Géminis, Libra y Acuario.
* Los signos de agua se asocian con la intuición, el arte y los sentimientos. Estos signos son Cáncer, Escorpio y Piscis.

Dentro del Origen del Horóscopo: La astrología occidental emplea el zodiaco tropical, que divide la eclíptica en doce signos de igual longitud, empezando en el primer punto de Aries, que se define como el punto en el que la eclíptica (el camino aparente que recorre el Sol a través de los cielos) cruza el ecuador celeste en el equinoccio de primavera.

Debido a que el calendario se define por el movimiento de la Tierra alrededor del Sol, y a que su órbita es bastante circular, el signo en el que el Sol se encuentra en cualquier día del año es fácilmente predecible, aunque variará un poco debido al efecto del día extra en los años bisiestos. Estos datos se encuentran en los artículos que tratan cada signo de forma individual. Para determinar el signo en el que la luna y otros planetas se encuentran en un día dado, es necesario consultar las efemérides o usar un programa de ordenador astrológico que ya tenga las efemérides incluidas; estos programas facilitan y aceleran el cálculo de la carta astral (también llamada horóscopo), con el fin de que el astrólogo pueda pasar más tiempo interpretando la carta que realmente calculandola.

En resumen, el actual Zodiaco es el resultado de una mezcla de diferentes aportaciones culturales de distintos pueblos desde el inicio de la cultura humana. Tanto los Caldeos, Griegos, Babilónicos, Egipcios e incluso nuestra cultura moderna han influido en el moderno Zodiaco. Lo único que no cambia y permanece desde lo más remoto de la historia es que el Zodiaco sigue siendo nuestro Reloj Cósmico.

Puedes Dejar tu Comentario. Gracias en "Origen del Horoscopo y el Zodiaco"

Deja un comentario

Tu correo electronico no será publicado.


*


Comparte
Comparte

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aceptar

ACEPTAR
Aviso de cookies
x Shield Logo
This Site Is Protected By
The Shield →